Un delincuente muerto y cuatro fugados fue el saldo que dejó una persecución policial entre funcionarios tácticos de la Policía Nacional Bolivariana y hampones que utilizaban prendas y vehículos de las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes) para cometer delitos.

Según fuentes policiales, el hecho se generó a eso de las ocho de la noche, cuando una comisión de las Faes realizaba un procedimiento en la Autopista Regional del Centro a la altura de Tazón.

Durante el operativo los funcionarios observaron un vehículo Toyota, modelo Land Cruiser, chasis largo de color negro mate, con las siglas Faes.

Los uniformados intentaron detener la unidad pero los delincuentes que la conducían evadieron a las comisiones. Esto generó una persecución, en la que se registraron varios tiroteos.

Leer más en: Caraota digital

Comments

Dejar una respuesta