Su inocencia lo llevó a subirse en un árbol de varios metros de altura y eso sería su fin. Silvio Enrique González González, de nueve años, murió al caer al pavimento, desde una mata de mango.

El terrible accidente ocurrió en el sector El Rayito, calle y casa sin número, en las adyacencias del abasto La Gran Parada, parroquia La Sierrita del municipio Mara, a las 7:00 p. m. del viernes.

“El niño estaba pastoreando ganado caprino (chivo) y decidió subirse a un árbol; lamentablemente se cayó, golpeó su cabeza con el pavimento y murió de manera instantánea”, comentó una fuente.
El cuerpo del niño ingresó en horas de la noche del mismo viernes a la morgue forense de la Universidad del Zulia (LUZ), para la autopsia.

VERSIÓN FINAL

Comments

Dejar una respuesta