Los restos cercenados de dos hombres, un peruano y un venezolano, fueron encontrados el pasado lunes en tres puntos de Lima, en San Martín de Porres y el Rímac.

Los descuartizamientos se habrían producido la noche del domingo en una habitación del segundo piso del hostal Señor de Sipán, en San Martín de Porres. Para la policía y la psicóloga forense Gabriela Coros, del círculo de estudios de criminalística y criminología de la Universidad de Lima, los autores habrían querido hacer visible el crimen, lo cual podría atribuirse a una guerra de mafias.

Hasta la fecha ya se identificaron a las víctimas. Se trata de dos jóvenes: Jafet Caleb Torrico Jara (24) y Rubén Matamoros Delgado (22).

Leer más en: EN

Comments

Dejar una respuesta