Una vez más colapsó el área de Patología de la morgue de Bello Monte. La contaminación por la acumulación de cadáveres en avanzado de descomposición sería la causa, afirman trabajadores de la medicatura. La situación afectó a 16 trabajadores, entre técnicos forenses y médicos, que se encuentran de reposo luego de ser diagnosticados con hepatitis, tuberculosis, afecciones respiratorias y por presentar foliculitis en varias partes del cuerpo. “Trabajamos sin guantes, tapabocas, gorros ni batas, y así no podemos protegernos de la contaminación.

Con autorización del Ministerio Público, ayer fueron trasladados 18 cadáveres descompuestos a las fosas comunes de La Peste, en el Cementerio General del Sur, debido a que los cuerpos nunca fueron reclamados por sus parientes.

El cuarto de refrigeración se encuentra colapsada “porque las cavas no están funcionando al 100%”, dijeron fuentes del organismo forense. Al ser consultados sobre la acumulación de cuerpos, los trabajadores indicaron que cuando la muerte es causada por enfrentamientos con funcionarios policiales un fin de semana, el Ministerio Público no envía fiscales para realizar los procedimientos post mórtem. “Si el hecho ocurre un viernes, ese cuerpo se entregaría tres días después, es decir, el día lunes. La situación escapa del personal de la morgue”, dijo la fuente.

A este organismo fue ingresado el cuerpo de un hombre sin cabeza ni extremidades, proveniente de Los Teques, estado Miranda, por lo que patólogos acudieron a procedimientos no rutinarios para dar con la identidad de esa persona.

Fuente: El Nacional

Comments

Dejar una respuesta