El grato dulzor de la mandarina, su grado de acidez y la suavedad de su pulpa, hacen de esta una fruta de las más populares.

Según la mitología griega, las mandarinas cubrían la cordillera del Atlas y crecían en el jardín de las Hespérides. 

Beneficios de la mandarina

Aliada de las defensas frente a las gripes: Tomar unas cuatro mandarinas diarias es un buen complemento antioxidante, que ayuda a prevenir gripes y resfriados.

Combate la anemia: aumenta la absorción del hierro aportado por otros alimentos vegetales y favorece la producción de glóbulos rojos.

Evita el estreñimiento: es fuente natural de fibra, que se encuentra en la pulpa blanca que hay debajo de la piel y entre los gajos. Esta sustancia estimula el movimiento intestinal y reduce la absorción de grasas y sustancias tóxicas.

Elimina el ácido úrico: el elevado contenido en agua, potasio y ácido cítrico producen un efecto diurético que favorece la eliminación del ácido úrico y sus sales.

Leer más en: Caraota Digital 

Comments

Dejar una respuesta