Ducharse con agua caliente puede ser relajante para muchos, incluso es beneficioso para tratar el insomnio, limpiar la piel a profundidad y hasta desintoxicar el cuerpo. Sin embargo someterse a altas temperaturas todos los días puede desencadenar ciertos problemas en la piel, cabello y digestión. Por lo que se recomienda prestar atención a las siguientes consecuencias y tomar otras alternativas al momento de la ducha para que esta no deje de ser un momento agradable.

Consecuencias de las duchas constantes con agua caliente

-Durante el baño es normal perder un promedio de 50 a 150 pelos. Si el agua está demasiado caliente, este número podría aumentar aún más.

-Provoca que las glándulas sebáceas del cuero cabelludo liberen más sebo, lo que resulta en un aspecto sucio y aceitoso. Otros lugares ricos en glándulas sebáceas también pueden verse afectados, como la cara, las orejas, el tronco y el pecho.

-La caspa puede aparecer por varias razones y, entre ellas, se encuentra el uso frecuente de agua caliente.

-Las cutículas de los cabellos se abren con las altas temperaturas, esto los deja desaliñados y sin brillo.

-La alta temperatura también afecta al color de los cabellos teñidos. En particular, los tonos rojos son los más afectados.

-El cabello crespo por ser más seco, se ponen frágiles porque pierden los aceites naturales que ayudan a que tengan una forma armoniosa.

-La bicapa lipídica, responsable de la textura suave de la piel, se ve afectada. Por lo tanto, este hábito de tomar baños calientes también puede ser contraproducente para la belleza de la piel

-El agua caliente ayuda a dilatar los poros de la piel, por esta razón los que son propensos a la urticaria, deben evitar las altas temperaturas, ya que puede provocar picazón en la piel.

-No hay nada de malo en tomar el baño a temperatura ambiente después de la comida. Sin embargo, el agua caliente hace que la sangre que debería estar trabajando en el proceso digestivo se desvíe a la piel. Como resultado: una digestión lenta.

Por el contrario bañarse con agua fría ofrece:

-Fomenta la buena circulación sanguínea

-Estimulación del sistema inmune

-Piel más firme, joven y saludable

-Pone en alerta los mecanismos de defensa

-Calma la piel de eccemas, picores y ronchas

-Provoca contracción vascular, ayudando a curar o evitar várices

-Ayuda a eliminar toxinas por los poros

-Disminuye los riesgos de calvicie y la caspa

-Ofrece brillo al cabello

Fuente: Pymetrica

Comments

Dejar una respuesta