Las líderes de las trabajadoras sexuales en Bucaramanga y el Área Metropolitana en Colombia, están preocupadas por el aumento de enfermedades de transmisión sexual en las entidades y denunciaron los riesgos a las que están expuestas.

Una de ellas quien prefirió mantener su identidad oculta, indicó que desde hace tres años, las mujeres venezolanas que llegan a la ciudad para prestar servicios sexuales, no cumplen con los respectivos controles de higiene que se requieren.

Son cerca de 350 trabajadoras sexuales que hacen vida en Bucaramanga y al menos 240 vienen de Venezuela.

En ese sentido, alertó que estas mujeres prestan sus servicios sin ningún tipo de protección.

Leer más en: Caraota Digital 

Comments

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here