El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, admitió este viernes que el reciente fallo de la Corte Constitucional relativo al “fast track” (vía rápida) para la implementación del acuerdo de paz con las FARCcausó “incertidumbre”, pero confió en que esa guerrilla se desarme lo antes posible.

 

El pasado 17 de mayo la Corte Constitucional declaró improcedente la prohibición al Congreso de la República de modificar los proyectos de ley presentados mediante el mecanismo de “fast track”, decisión duramente cuestionada por la insurgencia.

La situación se produce cuando se acerca el 29 de mayo, fecha en la que por calendario concluye el plazo de 180 días acordado por las partes para la dejación de armas y desmovilización de las FARC que tiene cerca de 7.000 guerrilleros reunidos en 26 puntos del país.santos-desarme270517

Precisamente, Seusis Pausias Hernández, alias “Jesús Santrich”, uno de los miembros del equipo negociador de esa guerrilla, manifestó esta semana que las FARC necesitan al menos “dos meses más” para concluir el proceso de dejación de armas.

Al respecto, Santos recalcó que el efectivo cumplimiento de lo acordado en La Habana es lo que le conviene al país, pues permitirá el acceso del Estado a zonas apartadas por cuenta de la guerra.

Sin embargo, subrayó que la decisión de la Corte Constitucional que dejó sin vigencia dos apartados del Acto Legislativo para la Paz ha puesto el proceso en “un limbo” que genera una “incertidumbre garantizada”. Esa visión, aseguró, no es “pesimismo”, sino “realismo”.

EL POLÍTICO 

Comments

Dejar una respuesta