La mañana de este martes murió el expresidente argentino Fernando de la Rúa (1999-2001) a sus 81 años. Desde el 28 de enero de 2018 se encontraba hospitalizado debido a problemas respiratorios. En las últimas horas su estado de salud había empeorado a raíz de una descompensación cardíaca y renal.

El presidente Mauricio Macri lamentó la muerte del exmandatario. «Su trayectoria democrática merece el reconocimiento de todos los argentinos. Acompañamos a su familia en este momento», aseguró en Twitter.

Fue ingresado en un estado muy delicado

El expresidente fue internado a comienzos de enero de 2018 en el Hospital Universitario Austral de Pilar por una infección respiratoria que agravó dolencias cardiovasculares previas, lo que obligó a practicarle una angioplastia coronaria y permanecer en el área de cuidados críticos.

Un mes después fue dado de alta y remitido al hospital Fleni, de Buenos Aires, un centro de tratamiento y rehabilitación de patologías neurológicas.

En mayo trascendió que debió ser hospitalizado de nuevo por problemas renales. Fue sometido a una angioplastia tras un infarto de miocardio.

Leer más en: Caraota Digital

Comments

Dejar una respuesta