El gobernador de la región de Tlahuelilpan, Omar Fayad, dijo que se contabilizan más de 70 heridos.

Al menos 20 personas murieron y otras 71 resultaron heridas por la explosión en un ducto de la petrolera estatal mexicana Pemex en el centro del país provocada por una toma clandestina para la extracción de hidrocarburos, dijo el viernes el gobierno del central estado Hidalgo.

Imágenes de televisión mostraron altas llamas consumiendo la tubería en medio del cielo nocturno, mientras se escuchaba gente gritando y pidiendo ayuda, en el municipio de Tlahuelilpan, a pocos kilómetros de la refinería de Tula.

El gobernador del estado, Omar Fayad, dijo a la cadena Televisa que hasta el momento habían sido localizados 20 cuerpos calcinados en la escena, así como 71 personas lesionadas, aunque la cifra podría crecer en las próximas horas debido a que el fuego aún no había sido sofocado.

El incidente ocurre en medio de una ofensiva del presidente Andrés Manuel López Obrador contra el robo de combustible, que según el gobierno significó pérdidas por unos 3.000 millones de dólares para la empresa estatal en 2017.
Pemex dijo que personal con equipo especializado se encontraba trabajando en la zona, en coordinación con autoridades federales y locales.

Leer más en: EU 

Comments

Dejar una respuesta