Proc/JFIF/EFE-Calidad:Excelente

Cuba dejó de recibir petróleo temporalmente y se enfrenta a una crisis de combustible que afecta al transporte y las actividades industriales, que la hace rememorar el trágico «período especial» de los años 90, aunque el  Gobierno niega que eso se repita.

La llegada de combustible se interrumpió el martes y no se reanudará hasta el próximo día 14, anunció el presidente antillano Miguel Díaz-Canel, en una intervención especial en la televisión pública cubana en la que aseguró que se trata de una «situación coyuntural» que afecta esencialmente al diésel.

Este tipo de combustible es el que usan la inmensa mayoría de los vehículos que circulan en Cuba -incluida la flota de transporte público- y el usado en la producción energética, aunque el Gobierno asegura que esta última está garantizada por la producción interna, que cubre el 40 % de la demanda total del país.

Leer más en: Caraota Digital

Comments

Dejar una respuesta