Jon Piechowski, subsecretario de Estado adjunto para el Hemisferio Occidental, manifestó este viernes que sería una ofensa que el régimen de Nicolás Maduro obtenga un asiento en el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas.

El funcionario hizo referencia a las reiteradas violaciones a los derechos humanos que comete el régimen socialista.

Piechowski alegó que en Venezuela se registran represiones, torturas, muertes extrajudiciales e intimidación en contra los opositores de Maduro.

«El uso de la comida como un arma política y herramienta de represión, yo creo descalifica a Maduro de enviar a alguien a Ginebra», manifestó.

El subsecretario de Estado adjunto afirmó que el gobierno de Estados Unidos continuará trabajando con los países del mundo para ejercer mayor presión sobre Maduro y promover un cambio democrático en el país.

Leer más en: EN 

Comments

Dejar una respuesta