El expresidente Nicolás Maduro anunció la ruptura de relaciones con EEUU el pasado mes de enero luego que Donald Trump reconociera a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela.

Los diplomáticos estadounidenses fueron restringidos y el Departamento de Estado ordenó al personal diplomático “no esencial” abandonar Venezuela, como señal de la inseguridad que los rodeaba tras la orden de Maduro de que abandonaran el país.

En este sentido, el jefe del Comando Sur, el almirante Craig Faller, aseguró que el ejército estadounidense está preparado para proteger al personal y las instalaciones diplomáticas de EE.UU. en Venezuela si es necesario.

Faller señaló que el régimen de Maduro utiliza la comida como un arma mientras que “los generales corruptos son recompensados con dinero del narcotráfico; beneficios del petróleo y otros negocios, todo a expensas de la población y los militares”.

“Vi los impactos por la crisis en Venezuela mientras visitaba una misión médica. La solidaridad y la compasión del equipo internacional hicieron una diferencia duradera en la vida de miles. Estados Unidos proporcionó consuelo mientras Rusia volaba bombarderos con capacidad nuclear”, precisó el almirante.

Leer más en: VAD

Comments

Dejar una respuesta