En una muestra contundente de rechazo a la usurpación en Venezuela, delegados de varios países abandonaron la sede de la Asamblea General de la ONU en Nueva York tras la llegada de Delcy Rodríguez.

Justo cuando la funcionaria del régimen comenzó a hablar en la tribuna de oradores, los diplomáticos de los países democráticos salieron del recinto rápidamente, dejando la sala prácticamente sola.

Antes de su intervención, la vicepresidenta usurpadora tuvo una reunión privada con el canciller de China.

Rodríguez acudió a Nueva York en representación de Nicolás Maduro, quien se negó a asistir a la reunión anual.

Leer más en: Caraota Digital

Comments

Dejar una respuesta