Tarek William Saab informó este viernes que pidió detener a 18 civiles y militares por su presunta implicación en el levantamiento contra Nicolás Maduro encabezado por el líder opositor Juan Guaidó.”Nosotros hemos solicitado en este momento 18 órdenes de aprehensión a civiles y militares complotados, algunos con rango en el caso de militares, de teniente coronel”, dijo en el canal estatal VTV.

Indicó que, en el marco del proceso judicial que abrió el Ministerio Público para investigar la sublevación del martes en Caracas, se han aplicado 17 allanamientos, aunque no ofreció mayores detalles al respecto.

“Se ha colectado evidencia importante. Van a ser muchos más (detenidos) seguramente porque están delatando muchos de los que han sido detenidos”, aseguró. Adelantó que los involucrados en esos hechos “serán sancionados severamente porque son traidores a la patria”.

Saab también se refirió al opositor Leopoldo López, líder del partido en el que milita Guaidó, quien fue liberado del arresto domiciliario en que se encontraba y apoyó la sublevación hasta el martes en la noche, cuando se trasladó a la residencia del embajador español en Venezuela, Jesús Silva, donde fue acogido como huésped.

“Se fue para la Embajada de España, y mira esto tan grave, un gesto inamistoso del gobierno de España (…) este señor tiene días allí, no es un huésped, es un cobarde que se escondió allí. Así hay que develarlo, toda la vida ha sido un cobarde el señor Leopoldo López”, opinó.

Saab acusó a López de haber “llevado a la muerte” a las poco más de 40 personas durante las protestas antigubernamentales de 2014, cuando el opositor fue acusado por la violencia generada en medio de esas manifestaciones.

Un tribunal caraqueño ordenó el jueves capturar a López por haber violado “la medida referida a la condición relativa a pronunciamientos políticos por medios (de comunicación) convencionales y no convencionales, nacionales e internacionales, demostrando con ello la no sujeción a las medidas”.

El tribunal ordena además que López continúe cumpliendo su pena -de la que ya ha cumplido cinco años, dos meses y trece días- en la cárcel militar de Ramo Verde, donde estuvo recluido hasta mediados de 2017. 

Comments

Dejar una respuesta