Imagen de archivo del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, durante una conferencia de prensa en el Palacio de Miraflores, Caracas, 30 dic, 2014. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo el domingo que visitará China y varios países de la OPEP en una gira con la que buscará mejorar las finanzas del país, debilitadas por la caída de un poco más del 50 por ciento del valor del crudo. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins

El presidente Nicolás Maduro decretó ayer una “reestructuración absoluta” de Petróleos de Venezuela. “Decreto una reestructuración absoluta y un golpe de timón de Pdvsa desde hoy, para lograr una Pdvsa socialista para vencer la corrupción y la burocracia”, subrayó el jefe del Estado desde las afueras del Palacio de Miraflores donde mantiene un encuentro con trabajadores petroleros.

Pidió que la clase obrera pase al mando de Pdvsa a todo nivel y que haya un proceso de transformación. “Venezuela tiene que romper ya la dependencia con la renta petrolera”, subrayó.

Encargó al presidente de Pdvsa, Eulogio del Pino, para instalar una Comisión de Políticas Transformadoras “concretas, sin irnos por las ramas. Hay que fortalecer todo, la investigación, y la creación científica y tecnológica para la sustitución de importaciones”.

Pidió revisar todos los mecanismos de seguridad del proceso de refinación y de productos para el marcado nacional e internacional, así como la trasformación de los procesos productivos y el fortalecimiento de la industria petroquímica.

También solicitó profundizar el plan de siembra petrolera, elevar la producción petrolera y “cuidar que no nos roben la producción petrolera”.

Denunció que no han sido casuales los ataques a las refinerías del país. “Estamos infiltrados”, dijo. Informó sobre prácticas como buques doble fondo y fugas de la producción petrolera, y demandó “cero tolerancia con la corrupción y la traición”.

Fuente: El Nacional

Comments

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta