La fiscal general, Luisa Ortega Díaz, se refirió a las presiones que desde el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) realizan para destituirla a través del antejuicio de mérito que se le sigue. “Si me van a destituir, que lo hagan”, dijo, agregando que seguirá en su función a pesar de las amenazas contra ella y su familia.

No me van a detener, seguiré denunciando, ¿Qué van a hacer para detenerme?“, exclamó, para completar que hará todo lo que le permita la Constitución.

Aunado a ese tema, también se refirió a lo que ha sido la diatriba con el Gobierno, tras la realización de la consulta popular de este 16 de julio impulsada por la alianza opositora.  “Las personas son obligadas a firmar para ciertos actos políticos porque si no los amenazan con quitarle beneficios del Estado”, dijo en una entrevista este miércoles en el canal Venevisión.

Si no actúas de tal o cual manera te sanciono, un Estado de amenaza permanente“, declaró, acotando que el Estado necesita recomposición y reordenamiento. Consultada sobre el plan de emergencia judicial anunciado por el presidente del TSJ, Maikel Moreno, dijo no estaba al tanto de que existiera, pero que esperaba que sirviera para mejorar los procesos judiciales.

Reiteró que Gianni Socovino, el joven con condición de Síndorme de Asperger fuertemente agredido por efectivos de cuerpos de seguridad del Estado, se encuentra delicado de salud y que sus agresores no han sido detenidos como informó la Defensoría del Pueblo.

Calificó de “fraudulento” el antejuicio de mérito que sigue en su contra el TSJ y aseguro que solo se busca con esto desviar la atención del foco principal que es el caso de corrupción donde está involucrada la empresa brasileña Odebrecht. “Nosotros consideramos que esas acciones han ido en detrimento de la justicia“, dijo.

La gente lo que quiere  es que el sueldo le alcance, que no lo extorsionen con los Clap“, señaló para referirse a la actual situación del país.

CARAOTA DIGITAL

Comments

Dejar una respuesta