El vicepresidente de Consecomerio, Felipe Capozzolo, exigió al Gobierno nacional tomar medidas de protección a los establecimientos comerciales al condenar la ola de saqueo y daños en un indeterminado número de negocios en el país.

El vocero empresarial dijo que la iniciativa privada “vive horas más oscuras” debido a hechos vandálicos en Venezuela e indicó que en el estado Zulia más de 500 establecimientos fueron violentados.

Las declaraciones del representante de Consecomercio se produjeron tras el apagón que desde el jueves 7 de marzo afectó a todo el territorio nacional, el más largo en la historia eléctrica venezolana con pérdidas millonarias para las empresas del país.

El servicio eléctrico aún no ha sido del todo restablecido y los venezolanos sufren por la falta de agua, alimentos, transporte, asistencia médica y dinero en efectivo.

Leer más en: EU

Comments

Dejar una respuesta