En 2014 una película venezolana se alzó por primera vez en su historia con un premio Goya. Ahora, tres años después de aquel triunfo, otra cinta rodada en el país aspira a igualar en méritos a Azul y no tan rosa, de Miguel Ferrari, y a alcanzar nuevamente uno de los galardones otorgados por la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España.

Desde allá, del director Lorenzo Vigas, es la décima película venezolana que ha recibido alguna nominación al Goya, y competirá mañana en la categoría Mejor Película Iberoamericana contra otras tres cintas rodadas por directores de Latinoamérica. Esta película, que tuvo su estreno mundial en 2015 en Venecia, donde se alzó con el preciado León de Oro, narra una historia de carencias afectivas, de relaciones padre-hijo, de poder y dominación. Pero sobre todo, una historia, al fin y al cabo, sobre la soledad.

La cinta venezolana, que lleva ya un recorrido de nominaciones en 16 premios internacionales, se impone como una de las favoritas para hacerse con el galardón que será entregado mañana en una ceremonia en Madrid y que permitirá reivindicar el buen cine hispanoamericano, que no fue considerado como parte de la selección extranjera del Óscar.

Lea la nota completa en

El universal

Comments

3 COMENTARIOS

Dejar una respuesta