Aunque algunas estrellas del fútbol recogen a sus hijitos en flamantes automóviles, Gerard Piqué, jugador del Barcelona FC, lo hace de una forma distinta.

El astro busca a Milan, el hijo de él y de la cantante española Shakira montado en una bicicleta personalizada que lleva su número y colores del club en donde juega.

Shakira y Gerard han mostrado ser muy buenos padres ya que seguido se les ve paseando y conviviendo con sus hijos. La familia de la barranquillera, incluyendo a Sasha, el hijo menor, no se pierde los juegos de Piqué y, hasta en las buenas y las malas, siempre acompañan al futbolista.

 

 

 
LA VERDAD

Comments

Dejar una respuesta