El Banco Central de Venezuela, institución estatal gestionada por el oficialismo, vendió cargamentos de oro valorados en 400 millones de dólares pese a las sanciones financieras internacionales, informó el portal especializado Bloomberg.Fuentes señalaron que esa cantidad, equivalente a casi 9 toneladas, se reflejaron en una baja en las reservas del banco, que cayeron a 8,6 mil millones de dólares en abril.

 Bloomberg indicó que las ventas de oro podrían significar que Nicolás Maduro está sorteando las sanciones impuestas por Estados Unidos.

La principal institución bancaria del Estado venezolano está trabajando temporalmente con un equipo de emergencia de 100 trabajadores, prescindiendo de 2.000 empleados luego de los apagones de los últimos días.

Leer más en:  EL Nacional

Comments

Dejar una respuesta