La Asociación Bancaria de Venezuela (ABV) explicó, a través de un comunicado, que las limitaciones transitorias en la entrega de efectivo “en las oficinas de atención al público y en cajeros automáticos de la red bancaria nacional, son consecuencia del proceso de introducción de una nueva gama de billetes de más alta denominación”.
“Por tal motivo, se ha hecho necesario aplicar medidas que permitan distribuir el efectivo disponible entre clientes y usuarios hasta que se incorporen las nuevas piezas monetarias”, indica en un breve escrito en su página web.
Por las limitaciones, la ABV sugirió a los usuarios utilizar preferiblemente los canales electrónicos, “mientras culmine el referido proceso”.
La asociación no precisó la fecha de introducción de los nuevos billetes, pero según fuentes extraoficiales la circulación sería progresiva a partir del 15 de diciembre. Se espera que las primeras denominaciones que el Banco Central de Venezuela (BCV) sacará a la calle correspondan a billetes de Bs. 500 y Bs. 1.000.
Falla acentuada
En las últimas semanas, Correo del Caroní ha constatado la restricción en la entrega de efectivo en las instituciones bancarias de Ciudad Guayana, lo que ha obligado a clientes a esperar largas horas a la espera de papel moneda.
“Yo tenía que cobrar 54 mil bolívares porque me lo quería gastar todo en comida y me dieron solo 20 mil, porque eso es lo que dan al día. O sea, yo tengo que ir tres días seguidos para tener todo el efectivo de mi pensión”, expresó Gladys de Romero, hace una semana, tras salir del Banco Caroní.
El economista y diputado a la Asamblea Nacional, José Guerra, ha expresado a través de la red Twitter que “es realmente inadmisible que el BCV no provea billetes suficientes. Es la muestra clara de la ineptitud y no sucede en ningún país”.

Fuente: Correo del Caroní

Comments

4 COMENTARIOS

Dejar una respuesta