Eso hace parte de la estrategia de transparencia que anunció este martes la red social para frenar las prácticas deshonestas.

Entre los pasos que tomará para saber más fácilmente quién está detrás de los anuncios políticos y a quiénes están dirigidos, se incluye el lanzamiento de un centro en línea con detalles sobre los anunciantes y los mensajes de esos contenidos patrocinados (‘ads’), según el gerente general de ingresos e ingeniería de productos de la compañía, Bruce Falck.

Twitter también planea implementar políticas más estrictas y mejorar los controles, como parte de un aumento de la vigilancia en internet, tras conocerse que entidades apoyadas por Rusia usaron las redes sociales para difundir desinformación o informaciones falsas durante la campaña presidencial de 2016, con el fin de ayudar al republicano Donald Trump a llegar a la Casa Blanca.

“Para hacer más claro cuándo estás viendo o interactuando con un contenido electoral”, la red social —con 328 millones de usuarios— requerirá ahora que los anunciantes de mensajes políticos o sobre elecciones “identifiquen sus campañas como tales”, dijo Falck en un post.

PULZO

Comments

Dejar una respuesta