Cuando eres adolescente y estudiante no hay cosa mejor que levantarte tarde y no ir a la escuela durante las semanas de enero, antes de regresar a clases. Ese momento en que las mañanas son tú, Netflix y mucho tiempo libre. Sin embargo, cuando ya no te toca vivir así y debes salir a la calle, “a ganarte la vida”, los primeros fines de semana del año se vuelven un cruel castigo. Aquí te digo por qué.

Ellos te lo decían cuando eras joven, y seguro no lo creías, pero sí existe: la cuesta de enero. No traer dinero en tu bolsillo, por creerte Santa Claus en Navidad y lucirte con los regalos de tu familia. Sufrir el clima frío y como ya todos quitaron los adornos decembrinos, ¿para qué demonios sirve el tiempo invernal si no es para sentir el espíritu navideño? En conclusión, enero es aburrido porque estás “cumpliendo” propósitos que no son tan divertidos como desayunar pizza, andas por la vida sin dinero y nadie te invita a una fiesta porque, básicamente, todo mundo está igual que tú. ¿No lo crees? Estos 14 usuarios también tuitearon su dolor porque enero tuvo CINCO lunes en 2018.

OK CHICAS

Comments

Dejar una respuesta