Lo que parecía un inocente juego con cerveza se convirtió en todo un fenómeno viral.

Dos jóvenes jugaban al famoso beer pong, un juego consistente en encestar una bola de ping-pong en vasos de cerveza, cuando alguien les hizo una foto.

Hasta ahí, todo normal. Salvo por el detalle de que el sol daba de costado y la sombra que se proyectó a la derecha de la imagen dibujaba algo que no era precisamente lo que estaban haciendo los protagonistas de nuestra historia.

La imagen es antigua, pero ha sido rescatada por el usuario @misterDiOSo y lleva en apenas pocas horas más de 500 retuits y más de mil ‘me gusta’.

Huffingtonpost

Comments

Dejar una respuesta