Las autoridades aduaneras del Líbano detuvieron en el aeropuerto internacional de Beirut a una mujer de ochenta años, proveniente de Venezuela, que trataba de introducir en esa nación 30 kilogramos de cocaína.

La octogenaria, cuya identidad ni nacionalidad fueron reveladas, había llegado a la capital libanesa en un vuelo que salió de París.

TV EN LA CALLE

Comments

Dejar una respuesta