Un nuevo caso de maltrato animal ha dado la vuelta al mundo luego de que se revelara que en China un supuesto veterinario retiraba las cuerdas vocales de los perros con unas tijeras no esterilizadas y sin anestesia mientras los dueños abrían el hocico de los canes con unos cordones.
El hombre empleaba esta técnica para los perros “ruidosos” por un precio de 12 dólares. Estas terribles intervenciones se realizaban en menos de cinco minutos sobre una mesa colocada en plena calle, lógicamente, sin licencia para realizar este tipo de operación.
Las indignantes imágenes fueron compartidas en las redes sociales, donde se viralizaron y motivaron a las autoridades chinas a cerrar el negocio; asimismo, el desalmado “veterinario” se encuentra bajo investigación.
¿Por qué necesito una licencia? La inspección no es estricta y nadie está comprobando de todos modos”, le dijo el hombre, sin remordimientos, a un reportero encubierto del Chengdu Business Daily.
Algunos clientes que fueron entrevistados contaron que iban a esta improvisada clínica porque sus vecinos se quejaban del ruido que hacían sus perros y por el económico precio, sin importarle el dolor y maltrato animal que allí se cometía y que podía costarle la vida a los canes.

EL POPULAR

 

 

Comments

Dejar una respuesta