Una encuesta registró que el “índice de felicidad” es más alto entre las mamás argentinas que trabajan (73%) que entre aquellas que no lo hacen (58%).

Esto te debe pasar a vos: cuando activás, hacés cosas y salís de casa, te sentís bien, útil. Aunque no es la única manera, el trabajo es uno de los pilares para lograr cierta realización personal, que puede derivar, a su vez, en esa palabrita mágica, la tan ansiada “felicidad”. Según un estudio realizado a 1.391 mujeres argentinas por Discovery Home & Health (que también encuestó a mujeres en Brasil, México y Colombia) y compartió en exclusiva con Entremujeres, el “índice de felicidad” es más alto entre las argentinas que trabajan (73%) que entre aquellas que no lo hacen (58%).

Obligación vs. deseo: decidí qué tipo de mujer querés ser

“La realización personal es fundamental, y el trabajo es uno de los pilares para lograr la autorrealización”, dijo a Entremujeres Fernando Roca, Gerente de Research de Discovery Networks Latin America/US Hispanic. “Si bien es muy valorado tener trabajo y lograr una independencia económica, es mucho mejor para la mujer encontrar un trabajo donde pueda disfrutar lo que hace, desarrollarse, construir una carrera, progresar y alcanzar las metas que se plantea. Por este motivo, por ejemplo, las capacitaciones que brindan algunas empresas son muy valoradas, con niveles mucho más altos de aceptación en mujeres que en hombres”.

Qué tienen en común las líderes

Tal como comentó a Entremujeres la economista Mercedes D’Alessandro, de Economía Femini(s)ta: “El cuidado de los chicos es una responsabilidad de padres y madres, y trabajar, ser feliz y realizarse profesionalmente es -también- una forma de amar a los hijos y a la familia. No deberían ser separables”. Y agregó: “Claro que es difícil, sobre todo, cuando una persona trabaja muchas horas y tiene muchas demandas; eso incide sobre los otros aspectos de la vida personal, pero creo que a las mujeres se les exige que estén en la casa con los chicos y que ese es un modelo cultural viejo, anacrónico, que no nos favorece ni a las mujeres ni a los varones”.

Lo de "mala madre" ya fue: las mujeres que trabajan son más felices

Entre los datos de la encuesta, surge, además, que menos de la mitad (el 41%) de las madres que trabajan se sienten culpables por dejar a sus hijos para ir a trabajar; y solo una de cada tres desearía no tener que trabajar. Por otro lado, solo un 11% de las madres que trabajan cree que no es posible tener una carrera exitosa y ser una buena madre al mismo tiempo.

Mercedes D’Alessandro: “¿Nacen las bebas con escobas y los bebés con taladros?”

“Las mujeres que son madres no viven con culpa por dejar a sus hijos a la hora de ir a hacer sus cosas: trabajar, estudiar, ir al gimnasio. Y que las madres sean más felices habla de la importancia que le dan a su desarrollo personal, y no por eso se sienten ‘malas madres’“, dijo Roca. “Las mujeres toman sus propias necesidades tan seriamente como a sus hijos, y aquellas que logran ese balance de darle a ellos lo mejor sin dejar de lado sus propias necesidades son las más satisfechas. Recurrentemente, en las entrevistas escuchamos frases como ‘si yo estoy bien voy a poder darle lo mejor a mis hijos'”.

ENTREMUJERES

Comments

Dejar una respuesta