Venezuela presenta uno de los expedientes más abultados con las quejas de los empleadores y trabajadores sobre violaciones a los distintos convenios suscritos entre la República y la Organización Internacional del Trabajo. “En la 106ª conferencia de la OIT en Ginebra, Suiza, el gobierno de Nicolás Maduro enfrenta 15 observaciones del Comité de Expertos por incumplimiento de los convenios”, precisó el sindicalista Servando Carbone.

El directivo de la Unión Nacional de Trabajadores destacó que “la posición del gobierno está bastante comprometida ante la conferencia de la OIT, que sesionará del 2 al 15 de junio próximo, lo cual daña aún más su imagen internacional”.

“En los casos individuales de incumplimiento de los gobiernos de los acuerdos analizados por la Comisión de Normas de la Organización Internacional del Trabajo, Venezuela es el único Estado que viola el convenio 122 sobre el derecho al empleo”, señaló Carbone.

Respecto a este punto, el informe del Comité de Expertos de la OIT indica el cierre de 4.000 industrias y 200.000 establecimientos comerciales, lo cual ocasionó la pérdida de 750.000 empleos, de acuerdo con la queja de Fedecámaras a través de la Organización Internacional de Empleadores.

Carbone resaltó que de los numerosos reclamos por incumplimientos de los gobiernos a los convenios laborales, la comisión de la OIT selecciona los 25 países con las violaciones más graves para la consideración de la conferencia, dentro de los cuales quedará Venezuela.

Otro convenio irrespetado es el 111 sobre la no discriminación social, de género, religiosa y política en lo que la queja de las organizaciones sindicales se centra en los despidos de trabajadores del sector público por firmar la solicitud del referéndum revocatorio, así como su acoso en los organismos para exigirles lealtad al gobierno.

Sobre la libertad sindical (convenio 87 de la OIT) están la negativa y las trabas para impedir que los sindicatos no plegados al oficialismo celebren elecciones internas, lo cual perjudica la negociación de los contratos colectivos en el sector público y privado.

El dirigente de la Únete resaltó que ante un nuevo llamado de atención de la OIT, el Ministerio del Trabajo, después de 5 años sin hacerlo, convocó a las centrales obreras independientes para la acreditación de sus representantes en la conferencia de Ginebra.

Sin embargo, dijo que con esta iniciativa el gobierno cumple solo con la forma al acreditar a los sindicalistas adversos, pues ellos no pueden viajar a Ginebra por el elevado costo (4.000 dólares) por concepto de pasajes y estadía.

Desde 1952, las organizaciones obreras y los empleadores introdujeron 117 quejas ante la OIT, de las cuales 60 corresponden a las presidencias de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, mientras que otras 47 ocurrieron entre 1964 y 1998. En la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, cuando los sindicatos estaban proscritos y actuaban en la clandestinidad, se registraron 8 reclamos por violación a los convenios.


Rechazan dictadura de Nicolás Maduro

Dirigentes de la Confederación de Trabajadores de Venezuela rechazaron la represión desmedida contra los manifestantes de las marchas convocadas por la oposición desde hace más de 40 días. “Condenamos la actitud del gobierno de Nicolás Maduro contra la gente que sale a la calle por el rescate de la democracia”, expresó Andrea Parra, presidente de CTV Guárico y vocera de los sindicalistas.

Al hacer énfasis en que Venezuela vive una dictadura, la dirigente regional de la CTV destacó que el movimiento sindical no puede cruzarse de brazos y esperar a tener que ir a la clandestinidad para hacer el trabajo de defender y orientar a los trabajadores. “Tenemos sectores importantes y sindicatos afiliados a la CTV con los que podemos ir a la calle, porque no necesitamos dictadura y queremos vivir en libertad y democracia”, puntualizó Parra.

EL NACIONAL

Comments

Dejar una respuesta