En los últimos años de universidad, con el salto al mundo laboral cada vez más cerca, es el momento idóneo para empezar a enviar el currículum vitae a esas empresas en las que siempre has deseado desarrollar tu carrera profesional.

Resultado de imagen para crea tu cv

Bien es cierto que la falta de experiencia suele ser uno de los puntos débiles a la hora de seleccionar candidatos (aunque también es verdad que una gran parte de la empresas fijan su atención en estudiantes o recién graduados a los que poder “explotar” como becarios, sin que la experiencia sea un problema). En cualquier caso, sea como fuere, es importante saber disimular o minimizar las carencias y explotar las habilidades y aptitudes a la hora de diseñar el currículum.

El currículum es la primera referencia con la que se encuentran los reclutadores o responsables de recursos humanos sobre los posibles candidatos. Y serán miles los correos que reciban de interesados en optar a un puesto de trabajo, la mayoría de ellos con una características semejantes. Por ello, es fundamental saber cómo hacer resaltar tu perfil y solicitud entre todas las demás.

 

Si es la primera vez que te dispones a redactar un currículum, es importante que conozcas lo que debes poner y lo que, por nada del mundo, deberías incluir. Y es que hay datos que, aunque durante años nos han hecho creer que son necesarios, en realidad es mejor que queden al margen.

Resultado de imagen para crea tu cv

Desde QS Top Universities, la publicación que se encarga de diseñar rankings universitarios, recomiendan también que, antes de optar a un empleo, valores si posees las habilidades y la experiencia para desarrollar el trabajo al que estás intentando acceder. Parece obvio, pero se trata de no perder el tiempo posicionándote para algo para lo que, de momento, no estás capacitado. O haciéndote ilusiones y esperando una respuesta que quizá nunca llegue.

Con este primer paso superado, llega el momento de comenzar a diseñar el currículum. Hay que tener en cuenta, sobre todo cuando la experiencia laboral es mínima como en el caso de la mayoría de estudiantes, destacar y potenciar la formación académica, los conocimientos adquiridos durante la carrera y cualquier habilidad que te haya aportado la realización de actividades y proyectos universitarios, las conferencias o trabajos de voluntariado. Son algunas de las recomendaciones que plantean desde Universia y Trabajando.com.

Sin embargo, si cuentas con algún tipo de experiencia destacable, lo correcto es, tras comenzar con una breve biografía, detallar los logros profesionales, la educación y, por último, las habilidades clave.

A la hora de hablar de la experiencia, aconsejan desde QS, poner de relieve los logros alcanzados o proyectos desarrollados, más allá de la lista de tareas realizadas en el puesto de trabajo. Los responsables de recursos humanos aprecian poder conocer de antemano los logros del pasado y comprobar qué valor podría aportar a la empresa.

¿Cómo escribir un buen currículum?

No solo vale con tener una buenísima trayectoria académica, matrículas de honor, y un recorrido profesional impresionante si el currículum está mal redactado. Los reclutadores valoran ante todo que los documentos que reciben proporcionen una lectura fácil y rápida, que les permita visualizar lo más importante sin perder el tiempo. Además, si la experiencia es reducida es recomendable que no supere las dos páginas.

Un lenguaje claro: el uso de palabras clave que definan e identifiquen los puntos fuertes, y, por supuesto, sin faltas de ortografía, con un tamaño de fuente legible, y manteniendo un orden lógico que enumere la formación y empleos de los más recientes a lo más antiguo, son algunas de las normas básicas a tener muy en cuenta.

Evidentemente, y aunque no sea necesario decirlo, no mientas ni infles el currículum. Al final, tarde o temprano, te acabarán pillando en esas tareas que dijiste saber desarrollar o esas habilidades que dijiste tener, y que no existen.

Tampoco es necesario que incluyas tus hobbies, de verdad que no. A los reclutadores no les interesa a qué dedicas el tiempo libre (como dice la canción). Al menos que esas aficiones sean relevantes para la vacante a cubrir.

Un diseño diferencial y creativo

Por desgracia, en los procesos de selección la primera imagen es lo que cuenta, y por eso aquí el diseño también es importante. Que sea llamativo y original no va a garantizar que seas el elegido para el puesto de trabajo, pero es una forma de atraer a los responsables de recursos humanos que se pasan horas y horas leyendo currículum tras currículum.

Pero es importante tener en cuenta a qué sector te diriges, porque no para todas las empresas y trabajos vale lo mismo. Usar gráficos o platillas originales sólo serán bien recibidas si quieres trabajar en una agencia de diseño, pero no si lo que buscas es un puesto en un banco.

Eso sí, el tema de los colores es igual para cualquier ámbito. Los tonos chillones deben quedar fuera de cualquier currículum, mientras que el uso de colores como el verde o el azul denotan responsabilidad, y el rojo demuestra que eres capaz de asumir y enfrentarte a todo tipo de riesgos.

Para conseguir un diseño diferente y atractivo puedes recurrir a plantillas ya creadas sobre las que sólo tendrás que añadir tus datos, los que se guardarán para futuras actualizaciones sin que tengas que redactarlo de nuevo. Puedes descargarlas de forma gratuita en páginas como CVMaker, Visualize.me, CuVitt, Re.vu, Resume.com, HipCV, Kinzaa, Prezi o ResumUP.

GONZOO

Comments

Dejar una respuesta