Luana Alves y Rodrigo Nogueira iban a casarse el pasado sábado en una iglesia en Passos, la localidad brasileña de donde eran. El viernes por la noche, se dirigían desde Sao Paulo a su casa para terminar con los preparativos de uno de los días más importantes de su vida, cuando la tragedia les sorprendió: ambos fallecieron como consecuencia de un accidente de tráfico.

El vehículo en el que viajaban chocó frontalmente con otro vehículo después de que el novio perdiera el control. Ella falleció en el acto. Él fue trasladado al hospital, donde murió horas más tarde debido a la gravedad de sus heridas.

Boda termina en funeral en Brasil

Según cuenta el periódico brasileño ‘O Globo’, él era empresario y ella, abogada. Y, por causas que se desconocen, acabaron chocando de frente con Jorge Rocha, un hombre de 50 años que también falleció en el hospital tras ser excarcelado por los bomberos de los restos de su coche, donde había quedado atrapado.

Al parecer, Rodrigo, que conducía el vehículo en el que viajaba con Luana, perdió el control al tratar de esquivar a otro coche y, en esa maniobra, acabó chocando frontalmente con el tercer fallecido en el siniestro.

Los familiares de los dos novios, muchos de los cuales habían llegado ya a Passos para asistir a la ceremonia, acudieron completamente conmocionados al funeral el día después de la tragedia.  El sepelio tuvo lugar en la misma iglesia donde iban a casarse Luana y Rodrigo, que habían decidido dar el paso tras cinco años de noviazgo. Según han contado sus amigos a los medios locales, estaban trasladándose a Sao Paulo, donde iban a inaugurar un negocio en 15 días, reseñó Hola.

Comments

Dejar una respuesta