“El gobierno decidió acatar un pedido de los opositores porque hay una masacre en Venezuela”, fueron las declaraciones de una fuente cercana al caso de exportación de bombas lacrimógenas hacia Venezuela desde una empresa ubicada en Río de Janeiro, Brasil.

Según el servicio de agencias internacionales de El País Uruguay, la decisión de suspender la exportación de cerca de 80 mil bombas lacrimógenas de la empresa Condor Tecnologias Não-Letais fue tomada en conjunto por los ministerios de Defensa y de Relaciones Exteriores.

La fuente citada, que pidió no ser identificada, aseguró que en los próximos días podría llevarse a cabo una reunión en el gobierno brasileño con el objeto de discutir el “embargo de exportaciones de armas letales y no letales a Venezuela”. 

El diputado a la Asamblea Nacional (AN), Jorge Millán, aseguró que el parlamento aprobó acuerdos que involucren peticiones a otros países para que no vendan “material para la represión en Venezuela”.

“Hemos tenido confirmación por vías alternas de que no permitirían el envío del material… Tenemos que agradecer al gobierno de Brasil”, añadió el diputado; mientras que el gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles Radonski, aseguró “hicieron absolutamente lo correcto en negar permiso de salida de eso”.

Durante los últimos 80 días, la oposición venezolana ha organizado marchas y protestas que son constantemente interrumpidas por los cuerpos de seguridad del Estado. En medio de esta agitación han muerto 78 personas.

CARAOTA DIGITAL

Comments

Dejar una respuesta