Al menos seis personas han muerto y ocho han resultado heridas en un tiroteo en una mezquita de Quebec, en Canadá. De momento, tal y como informa el cuerpo de seguridad de la localidad canadiense, la situación está «bajo control». Solo uno de los dos jóvenes detenidos es sospechoso de perpetrar lo que el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, ha calificado como «ataque terrorista contra los musulmanes».

Los dos arrestados fueron identificados como Alexandre Bissonnette y Mohamed Khadir, según Radio-Canada. Una fuente citada por la agencia Reuters ha asegurado que únicamente Bissonnette estaría vinculado al ataque, en el que murieron seis personas.

El departamento de seguridad de Quebec ha informado en Twitter que “sólo uno de los individuos arrestados ayer por la tarde por su relación con el atentado de Quece es considerado sospechoso», aunque no ha dado nombres oficialmente.

El malo de los gemelos
Quienes lo conocen, aseguran que se trata de un joven muy introvertido. «Es el típico friki impopular», recuerda un conocido al diario «Le Journal de Montreal». Aficionado a la caza y propietario de un arma de fuego, Bissonette, un joven franco-canadiense de 27 años, se interesaba también por la política: «Tiene ideas de derechas, pro Israel, antiinmigración, antifeminista, pro Marine Le Pen y pro Donald Trump, evidentemente», continúa la fuente consultada por el periódico canadiense.

En el colegio Compagnons de Cartier, en Quebec, conocían a los hermanos gemelos Bissonnette como «el bueno» y «el malo». Este último era Alexandre, el único sospechoso del atentado terrorista de este domingo. Sus compañeros los recuerdan en el diario La Presse como solitarios y antisociales. Ninguno fue al baile de graduación. Pero Alexandre respondía a las bromas con insultos y arrogancia. Otros que lo han tratado recientemente se sorprenden porque parecía un chico tranquilo.

Su actividad en las redes sociales, sin embargo, muestra cierto acercamiento a posiciones de extrema derecha. Un compañero de la Universidad Laval, donde estudiaba, asegura que «tuve muchos debates con él sobre Trump, y era un obvio defensor de este».

«Ataque cobarde»
Los disparos se han producido durante la oración de la tarde. El periódico «La Presse» señaló que uno de los sospechosos estaba armado con un fusil de asalto AK-47.

La Policía ha establecido un perímetro de seguridad alrededor de la mezquita y centro cultural islámico, ubicada en el barrio de Sainte-Foy.

Además, cinco de los ocho heridos en el ataque terrorista perpetrado en la noche del domingo se encuentran en estado crítico, informaron autoridades hospitalarias.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, ha tildado este lunes de «ataque cobarde» el tiroteo registrado en una mezquita de la localidad de Quebec, que se ha saldado con al menos cuatro muertos. «Esta noche los canadienses lloran la muerte de los asesinados en un ataque cobarde en una mezquita de Quebec. Mis pensamientos están con las víctimas y sus familias», ha dicho a través de la red social Twitter.

Lea completo en ABC

Comments

Dejar una respuesta