Este sábado, después de que se le practicara la autopsia en Quito, fue confirmada la muerte por suicidio de Yandel David Rangel, exmilitar de nacionalidad venezolana que el pasado 3 de mayo asesinó al taxista ambateño Manuel Alarcón, de 54 años.

La información la dio a conocer Lliovany Sánchez, presidente de la Unión Provincial de Taxistas de Tungurahua, quien estuvo presente en el procedimiento médico-legal, informó el diario ecuatoriano El Universo.

El viernes el gobernador de Tungurahua, Juan DeHowitt, había indicado que a eso de las 14:40 de ese día, cuando los guardias encargados de repartir el almuerzo en el centro de reclusión de Latacunga se acercaron a golpear la puerta de la celda de Rangel, al ver que este no respondía procedieron a abrirla y se dieron cuenta que el presunto asesino había hecho retazos su ropa para proceder a colgarse, lo que le habría provocado la muerte por asfixia.

Sánchez explicó que dirigentes de los profesionales del volante y familiares de Alarcón estuvieron en el centro forense de la Policía Nacional en Quito, por un pedido especial que se le hizo al gobernador y a Susana Llumiquinga, fiscal de la Unidad de Personas y Garantías de Tungurahua, encargada de llevar el caso.

“Ahí pudimos constatar que efectivamente la persona que tomó la decisión de partir de este mundo es la que asesinó a nuestro compañero, estamos conscientes que podemos dar una información veraz que se trata de quien estuvo procesado por el hecho de sangre”, añadió el dirigente.

Manifestó que al final de la autopsia junto a la fiscal se pudo confirmar que el motivo de la muerte del procesado fue por ahorcamiento.

CARAOTA DIGITAL

Comments

Dejar una respuesta