El pasado lunes se dio a conocer que el músico peruano Carlos Fernández Prada se suicidó sumido en una profunda depresión tras el fallecimiento de su esposa y por no contar con los medios económicos para salir del país.

Carlos no se comunicaba con nosotros desde hace varios días, estaba muy deprimido, no dormía y decía que veía a la gente buscando comida en la basura. Él no quería llegar a esos extremos”, cuenta a El Comercio su prima Consuelo Fernández Prada, quien desde Lima juntaba ayuda para que él pudiera regresar al Perú.

El artista, que vivía en Venezuela desde el año 2000, había pedido ayuda económica en reiteradas ocasiones para poder volver al Perú, informó el portal web el Comercio”

“Mi mayor deseo, compatriotas, es poder volver a mi país. Les pido a mis compatriotas que me ayuden a que mi hija y yo podamos volver a mi tierra, para poder salir adelante, para poder seguir trabajando”, declaró semanas atrás.

Fernández Prada (Callao, 1960) había viajado a Venezuela en 2000 por las exequias de su madre. A pedido de su esposa, el artista decidió radicar en Maracaibo, donde se ganaba la vida cantando en eventos culturales, según el mentado medio.

La grave crisis que sufre Venezuela afectó sobremanera al músico, que vio menguados sus ingresos. Incluso, en una reciente entrevista llegó a decir que ganaba apenas cuatro dólares al mes, dinero que no le alcanzaba para subsistir.

Lo peor llegó el mes pasado, cuando su esposa, Virginia, falleció a causa de un cáncer que no pudo tratar debido al desabastecimiento de medicamentos que hay en Venezuela. Todo esto causó en el artista una profunda depresión, que lo llevó a suicidarse.

Venezuela
Carlos Fernández Prada y su esposa Virginia cuando ella trató de salir de manera infructuosa de Venezuela rumbo a Uruguay para estar con su familia debido al cáncer que padecía.

Fuentes: El Comercio y República de Perú

Comments

Dejar una respuesta