La policía científica investiga las circunstancias en que ocurrió la muerte de Wilfreiber Leandro Campos Molina, de 17 años de edad, estudiante de tercer año en el liceo Rafael Guinand de la UD7 de Caricuao, quien presuntamente fue detenido por una comisión de Orden Público de la PNB el 17 de febrero, pero luego su cadáver fue hallado entre los rieles de los túneles de la estación El Valle, desnudo y con la cédula de identidad al lado.

La tarde de ese día el adolescente y un grupo de amigos fueron al Paseo Los Próceres con motivo de las festividades de carnaval.

La versión de sus acompañantes señala que en el sitio se produjo un hecho irregular. Se escucharon detonaciones y la gente comenzó a correr. Por lo sucedido la PNB practicó varias detenciones.

Campos fue uno de los que corrió, relataron los amigos, y llegó hasta la estación Los Símbolos del Metro y en las adyacencias habría sido aprehendido por policías nacionales. Sus amigos no supieron más de él.

Su madre, Taína Molina, se preocupó porque el menor de sus tres hijos no llegó a su residencia en la UD2 de Caricuao, y cuando estableció contacto con las amistades del joven se enteró de lo ocurrido y desde ese momento emprendió la búsqueda.

Lo primero que hizo fue visitar dependencias de la policía nacional, allí le negaron que estuviese preso. En una de esas unidades la refirieron a Investigaciones Militares en Fuerte Tiuna. Todas las diligencias resultaron negativas.

Durante esos días Molina fue al Ministerio Público, Defensoría del Pueblo y el Cicpc donde no le recibieron la denuncia sobre la desaparición del hijo.

Por último, el domingo de esa semana, además de lunes, martes y miércoles de la siguiente, fue a la morgue donde le indicaron que el joven no estaba entre las víctimas.

Pero el 24 de febrero recibió una llamada de esa dependencia en la que le informaron que el cadáver del estudiante había sido ingresado el miércoles 21, según reporte del organismo detectivesco.

El resultado de la autopsia indica que la muerte se produjo por desprendimiento de los discos de la primera y segunda vértebras de la región cervical. Además, tenía signos de golpes en varias partes del cuerpo, también le cortaron el cabello.

Campos era integrante del grupo cultural Cumbres de Caricuao. Le gustaba la música latinoamericana. Participaba en las comparsas de samba y tocaba el bombo, recordó la madre.

Irregularidades. Jesús Campos, hermano de Wilfreiber Leandro, dijo que las autoridades del Metro de Caracas no han declarado sobre el caso. “En el Metro negaron la versión policial”, sostuvo ayer en el acto velatorio en la Casa CulturalJosé Leonardo Chirinos, en el bulevar de la UD2 de Caricuao.

En medio de los compañeros de clase y vecinos manifestó: “Le quitaron la vida a un músico de corazón; este hecho debe marcar un precedente”, expresó.

EL NACIONAL

Comments

Dejar una respuesta