Un descuido de los padres de Emily Sofía Lameda Camacaro, de 3 años, llevó a que la pequeña se quemara casi la totalidad de su cuerpo con agua caliente. El accidente le costó la vida.

La pequeña se encontraba en su casa en el barrio Villa Reina, de Maracaibo, cuando se quemó. Los gritos sirvieron de alerta a sus padres, quienes al asistirla la llevaron hasta el hospital Coromoto, donde fue internada en la Unidad de Quemados.

Los médicos determinaron que la menor presentaba quemaduras de segundo grado en casi todo su cuerpo, detalló una fuente policial al diario local La Verdad.

Tras ser sometidas a evaluaciones y tratamientos médicos recibió el alta, pero en su casa los padres debían seguir indicaciones y darle los medicamentos necesarios para que se completada su recuperación.

Sin embargo, cinco días después, los progenitores regresaron al centro de salud con la niña para que la examinaran de nuevo porque estaba presentando comezón en las heridas, fue internada y al poco tiempo murió.

CARAOTADIGITAL

Comments

Dejar una respuesta