El sábado a las 2:00 de la tarde Germán Miguel González Díaz, de 39 años de edad, estaba reparando su carro en La Victoria, estado Aragua, manipulaba un pote con gasolina y en un descuido el combustible se incendió provocándole quemaduras de tercer grado en gran parte del cuerpo.

¿Tienes algo que decir?
Inicia la conversación y sé el primero en comentar.
Desde esa hora sus familiares iniciaron una carrera contra la muerte que se prolongó por más de 15 horas y que abarcó más de 170 kilómetros, 10 hospitales y clínicas en los estados Aragua, Miranda y en el Distrito Capital. Un recorrido que terminó a las 2:00 de a madrugada del domingo en Petare, cuando finalmente González expiró.

La agonía de Germán Miguel González llevó a la familia en primer lugar hasta el Hospital Central de Maracay, donde les dijeron que no podían atenderlos porque no tenían los equipos, por lo que contrataron una ambulancia y salieron hacia Caracas hasta el Centro Médico Docente La Trinidad, allí tampoco le dieron ingreso, luego fueron a los hospitales Pérez Carreño, Domingo Luciani, en este último nosocomio le dieron unos cuidados preventivos y lo remitieron a otro centro de salud por lo que se dirigieron al hospital de Lídice y al Seguro Social de El Paraíso, donde tampoco pudieron recibirlo, fueron a la clínica Loira, a Policlínica Metropolitana, al hospital Clínico Universitario y a las 2:00 p.m. acudieron al Hospital Pérez de León donde falleció al llegar.

Germán González era jefe de ventas de Coca-Cola La Victoria y deja dos hijos, de cinco y 11 años.

EL UNIVERSAL

Comments

Dejar una respuesta