Los galenos Maricarmen Frutillé y Jonathan Coronel Rangel fueron señalados por el Ministerio Público de intentar quedarse con 26 dediles de cocaína, extraídos a un paciente en el Hospital Israel Ranuárez Balza de San Juan de los Morros, estado Guárico, y se encuentran detenidos en la Penitenciaría General de Venezuela.

Los hechos ocurrieron el 28 de febrero cuando ingresó con fuertes dolores abdominales Freddy Alfonzo González al Hospital Central de Villa de Cura. Coronel Rangel lo atendió y remitió el paciente al Ranuárez Balza donde fue intervenido por Frutillé, quien no dio parte del caso a sus superiores ni a las autoridades.

Al día siguiente el personal de mantenimiento del hospital guariqueño encontró uno de los dediles envuelto en una servilleta, lo que motivó la llamada al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) quienes detuvieron al paciente y a su compañera Yoici Bustamante.

La investigación del Ministerio Público continuó hasta que hallaron en el locker de Frutillé el resto de los dediles y a través de las experticias telefónicas se descubrió la comunicación en todo momento de Coronel Rangel con el paciente. Los galenos fueron aprehendidos el 2 de abril.

La fiscal del caso imputó a los médicos por presunta cooperación inmediata en el delito de tráfico ilícito de sustancias estupefacientes y psicotrópicas, en la modalidad de transporte y asociación para delinquir. Y solicitó para ellos la medida privativa de libertad, el bloqueo de sus cuentas bancarias y la prohibición de enajenar y gravar bienes, lo cual cumplió el tribunal asignado.

CARAOTA DIGITAL

Comments

Dejar una respuesta