“El mensaje que envié fue lo que me salvó la vida. Si no (…) me hubiesen matado. Eso me lo dijeron ellos (captores) y los funcionarios (guardias)”, indicó Jesús Medina, reportero gráfico que estuvo desaparecido durante 51 horas y fue liberado la noche de este lunes 6 de noviembre en la autopista Caracas-La Guaira.

Este martes 7, a las 6:00 pm, el joven ofreció detalles de lo que le ocurrió durante su cautiverio. Aseguró que fue raptado cuando se encontraba en una unidad de transporte público en Boleíta, municipio Sucre del estado Miranda.

Allí, tres vehículos interceptaron el autobús, hombres con armas largas mandaron a bajar a los “masculinos” de la unidad y es cuando se dirigen a él. “Me preguntaron que si era Jesús Medina y dije que sí. Me dijeron que los acompañara hasta el vehículo”, en referencia al automóvil donde se desplazaban sus captores, narró el reportero gráfico, quien precisó que antes de esa conversación fue que envió el mensaje a su colega Mildred Manrique.

Dijo que éste era un sistema de seguridad que había creado con los más allegados, pues desde hace tiempo había recibido amenazas vinculadas a su labor como trabajador de la prensa.

“No sé por qué fue esto, ya lo determinarán las autoridades. Sí quiero recordar que no es solo el trabajo de Tocorón, que es sumamente peligroso, estábamos haciendo un trabajo sobre la realidad en Venezuela en los penales y sectores populares, no solo Tocorón. Se me asemeja más al caso de Tocorón porque destapé una olla que a muchos les da miedo destapar. Se sabe lo que hay allá adentro, pero no se había visto una verdadera visual”, expresó.

EFECTO COCUYO

Comments

Dejar una respuesta