Una amenaza se convirtió en homicidio el viernes a las 3:00 am en el Hipódromo de La Rinconada. Josué Marcelo Toro Rondón, de 21 años de edad, fue la víctima fatal del hecho luego de recibir tres tiros. De acuerdo con sus familiares, quienes se encontraban en la medicatura forense en Bello Monte, Toro había sido amenazado cuatro días antes por unas personas.

Las advertencias se debieron a que en días anteriores, en el hipódromo, unos hombres querían matar a puñaladas a un amigo de Toro. Nelson Rondón, tío de la víctima, indicó que su sobrino intercedió para que no lo asesinaran. Posteriormente, los agresores le dijeron a Toro: “Tranquilo, que a ti te vamos a matar”.

Esas palabras se transformaron en una realidad el viernes en horas de la madrugada. Toro se desempeñaba como comerciante de hortalizas en el Mercado mayor de Coche. Rondón señaló que de allí, esos individuos se lo llevaron hasta el Hipódromo en La Rinconada y le dispararon en tres ocasiones. “Él no peleaba con nadie. Tenía apenas 21 años, era un muchachito y lo que hacía era trabajar”, manifestó.

Dado que los parientes tenían noticias de las amenazas, y en vista de que Toro no aparecía, temieron lo peor. Un guardia del hipódromo les relató lo que había sucedido –el mismo día a las 5:00 am– y entonces se dirigieron a la morgue de Bello Monte.

“En el país están ocurriendo muchos casos como estos. La inseguridad y la violencia vienen de los mismos cuerpos policiales. Tienen que revisarlos a fondo”, apuntó Rondón.

Josué Marcelo Toro Rondón vivía con sus padres en la calle 14 de Los Jardines de El Valle y no dejó hijos. Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas se presentaron en la escena del crimen para proceder al levantamiento del cadáver a fin de trasladarlo a la morgue. Además se encargaron de recolectar las evidencias que los homicidas dejaron en el sitio con la finalidad de resolver el caso. Hasta los momentos, se está a la espera de que el cuerpo detectivesco logre identificar a los asesinos y den con los responsables del hecho.

Comments

Dejar una respuesta