Cuatro personas fueron ultimadas luego de enfrentarse a funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana, el miércoles a las 6:00 pm en la calle Lara, barrio El Carpintero en Petare, estado Miranda.

Fuentes policiales informaron que se trataba de un grupo de delincuentes con amplio expediente delictivo, que abrieron fuego contra la comisión que, para el momento de los hechos, se encontraba patrullando el sector. Los militares respondieron al ataque lo cual generó un intercambio de disparos. La zona se mantuvo en toque de queda y el fuego cruzado paralizó el servicio de autobuses que transportan a personas que residen en la parte alta del barrio. Dos horas después cesó el fuego y se conoció la muerte de los cuatro hombres.

El cuerpo detectivesco realizó el levantamiento de los cadáveres; todos fueron trasladados al hospital Domingo Luciani en El Llanito. Los hombres sin identificar presentaban heridas por arma de fuego en la región pectoral.

Policías informaron que los delincuentes muertos “estaban solicitados por varios delitos, entre ellos, robo con agravante, homicidio calificado, secuestro y extorsión”.

Testimonios. A pesar de esta versión oficial, familiares de dos de los maleantes coincidieron ayer en la sede de la medicatura forense en Bello Monte, para el retiro de los cuerpos y aseguraron que los hechos no corresponden con la versión plasmada en el informe policial.

Uno de los cadáveres quedó identificado como Jorge Luis Silgado Algueta, de 21 años de edad. El hombre trabajaba en un puesto de venta de ropa en Petare. Para el momento del tiroteo, Silgado llegaba de su trabajo y quedó atrapado en la línea de fuego. Recibió dos tiros en la cabeza y murió en el sitio. “Las camionetas no querían subir a la zona. Mi sobrino decidió caminar hasta su casa, pero fue alcanzado por las balas”, dijo un pariente de Silgado Algueta.

El otro individuo fue identificado como Deivi Morales. Su tío, Freddy González, relató que el hombre de 24 años de edad no vivía en el barrio sino en Cúa Vieja en el estado Miranda. Morales visitaba a su novia y al despedirse de ella fue alcanzado con un proyectil en el tórax. Era comerciante de ropa, padre de una niña de 3 años de edad y el menor de tres hermanos.

Hace tres meses mataron a José Gregorio Morales, su hermano mayor. Familiares narraron que funcionarios del Cicpc ingresaron a su vivienda, también en Petare, “y lo mataron mientras dormía”, acotó González.

Aún se desconoce la identidad de los otros dos delincuentes que murieron el miércoles.

La cifra

3 días han transcurrido del mes de enero y se realizó el primer operativo policial en el municipio Sucre del estado Miranda. No se han reportado otros despliegues en Caracas.

EL NACIONAL

Comments

Dejar una respuesta