Un drogadicto causó conmoción en la India tras ser descubierto el martes cuando se comía a un niño de siete años al que había decapitado luego de separarlo de sus amigos.

La víctima, identificada como Mohammad Monis, estaba jugando fuera de su casa con otros menores cuando Nazim Miyan, de cerca de 20 años, lo llevó a la casa de unos parientes, hecho del que los vecinos alertaron a la Policía, según reconstruyó el Hindustan Times.

Cuando las autoridades llegaron al lugar, encontraron una macabra escena. “El cuerpo estaba en el suelo, con la cabeza decapitada a un costado. Faltaba la piel del abdomen y los órganos internos estaban desparramados por la habitación”, describió un oficial.

Miyan, quien estaba sentado en el suelo y se rindió sin presentar resistencia, estuvo a punto de ser linchado por los vecinos y fue salvado por la intervención policial. Los agentes también encontraron en el lugar una pala y un cuchillo.

El joven quedó detenido y acusado de homicidio y secuestro. Según fuentes locales, Miyan presentó respuestas erráticas en los primeros interrogatorios.

INFOBAE

Comments

Dejar una respuesta