Fotografía Archivo

Los cadáveres de Jonder Aibrim Rivas Mujica, comerciante de 22 años de edad, y otros tres jóvenes cuyas identidades se desconocen fueron llevados a la morgue de Bello Monte procedentes de la carretera vieja de Macarao, informó la abogada penalista Joy Prieto, abuela de Rivas Mujica.

Relató que su nieto viajaba acompañado de una adolescente de 16 años de edad en una camioneta Jeep Cherokee, modelo Sport Wag, negra, placas AA1332R, propiedad de su papá. El jueves pasado, entre las 3:30 pm y las 4:00 pm, se desplazaban por la autopista Gran Mariscal de Ayacucho, venían de Guarenas, donde hicieron diligencias relacionadas con el alquiler de un inmueble.

En la vía fueron interceptados por una comisión de funcionarios de las FAES que trasladaron a la pareja hasta Caricuao, donde había otros tres jóvenes.

Después, a Rivas Mujica y a los tres desconocidos los encapucharon para llevarlos a la carretera vieja de Macarao, donde los ultimaron a tiros. Los policías alegaron que se trató de un enfrentamiento. Los cadáveres fueron llevados a la morgue. A la adolescente los policías la dejaron botada en una vía. Rivas Mujica era padre de dos niños.

Prieto dijo que a su nieto lo involucraron en un expediente de delito contra la cosa pública y contra las personas. La abogada indicó que se desconoce el paradero de la camioneta. Informó que acudirá al Ministerio Público para solicitar que se inicie una averiguación sobre este suceso.

Leer más en: El Nacional

Comments

Dejar una respuesta