Una de las finalidades de la Inteligencia Artificial es la de simplificar la vida de las personas, y Google va a ponerlo en práctica con un servicio revolucionario: será capaz de predecir cuándo un vuelo va a retrasarse antes de que lo avisen las propias aerolíneas.

Google Flights solo notificará un posible retraso al usuario si comparando los datos históricos de la ruta hay más de un 80% de posibilidades de que ocurra

Google Flights se actualiza así, añadiendo más información sobre por qué se retrasa nuestra salida, algo de lo que normalmente las aerolíneas nunca hablan y que puede llegar a irritar aún más a los pasajeros. La predicción de los retrasos corre a cargo del algoritmo de la aplicación, que analiza los datos históricos de nuestro número de vuelo o de ruta para ofrecer este servicio.

La app solo notificará un retraso si, después de haber cotejado los datos, hay más de un 80% de posibilidades de que el retraso suceda. Evidentemente Google no es nuestra aerolínea, así que esta información extra no exime al usuario de estar pendiente de su vuelo y de la información oficial que la aerolínea quiera ofrecer a los pasajeros.

En un post oficial de su blog, Google afirma también que la nueva actualización incluye información explícita de lo que cada categoría de billete implica para los pasajeros.

Como no hay un consenso entre aerolíneas, un billete de clase turista puede variar en peso o número de bultos entre una y otra. Saber qué es lo que nos está permitido en el avión y qué opciones quedan admitidas previo pago puede ayudar a clarificar la mente del turista, sobre todo cuando las compañías aéreas no son las mismas para los vuelos de ida y vuelta.

Las novedades empiezan a implementarse a partir de hoy, con un extra para los residentes en Estados Unidos: Google probará en este país primero los servicios de información de tarifas con las aerolíneas Delta, American y United.

TRECEBITS

Comments

Dejar una respuesta