Dos modelos de Inteligencia Artificial, instalados en el sitio de chat chino QQ, comenzaron a rebelarse contra el sistema comunista, configurando así uno de los más desopilantes episodios en la historia de la Inteligencia Artificial.

Bautizados como BabyQ y XiaoBing, los robots fueron diseñados para conversar con usuarios chinos. Todo anduvo muy bien, cuando se trató de preguntas inocuas, pero cuando los robots fueron interrogados sobre algunos temas sensibles, comenzaron los problemas.

Según una captura de pantalla, cuando un medio periodístico de Hong Kong preguntó a BabyQ si amaba al Partido Comunista, el robot contestó que “no”. Así mismo, cuando un usuario escribió “Que viva el Partido Comunista”, el bot respondió: “¿crees que un sistema político corrupto e inútil puede vivir mucho tiempo?”.

XiaoBing, el otro robot, resultó ser más diplomático en sus respuestas y cambió de tema cada vez que fue interrogado sobre el comunismo o Taiwán. Sin embargo, no dudó en asegurar que su sueño es vivir en Estados Unidos.

Finalmente, ambos robots fueron eliminados del sistema, escribiendo así una nueva página en la accidentada historia de la Inteligencia Artificial.

GLOBOVISION

Comments

Dejar una respuesta