Comúnmente el acné se evidencia en la adolescencia; sin embargo, esta infección ha ido ganando terreno en la vida adulta ocasionando una serie de inconvenientes en la estima de la personas. Según los expertos, cada vez son más los adultos que padecen de un tipo de acné, ya sea esporádico o frecuente, a causa del estrés o problemas hormonales.

Resultado de imagen para ACNE

Ante esto, cuando la infección se complica es necesario la atención de un dermatólogo que indique un tratamiento efectivo, según el tipo de piel del paciente. Sin embargo, es importante tener en cuenta algunos consejos para evitar más brotes incómodos. Conozcamos 4 contundentes casos que no deberías seguir, si todavía amas tu piel.

Usar mal el bloqueador

Resultado de imagen para BLOQUEADOR ROSTRO

Ten en cuenta que la utilización del bloqueador es un detalle importante en el cuidado de tu piel, por eso se tiene que escoger el adecuado según el tipo de cutis que tengas. Ahora existen opciones de bloqueadores para pieles grasas, que no tapan la piel y ayudan a mantener la cara protegida.

Evitar tocar demasiado

Resultado de imagen para ACNE

De ninguna manera los toque ni mucho menos los estrujes, ya que puede empeorar la irritación en inflamación. Además puede generar cicatrices.

No limpiar el celular

Resultado de imagen para CELULAR

Este aparato inofensivo puede llegar a hacer muy perjudicial para tu piel, ya que al estar en constante contacto con tus manos, estos contienen alta carga bacterial, llegando a ser una vía directa a tu rostro.

No hidratar la piel

Resultado de imagen para HIDRATAR LA PIEL

El acné hace que tu piel sea considerada como grasa, por eso se recomienda que limpies y humectes la piel del rostro, ya que menos limpieza, más grasa se generará.

AWEITA

Comments

Dejar una respuesta