Este temor se considera como la enfermedad del siglo XXI y afecta principalmente a adolescentes y adultos jóvenes.

Debido a la dependencia a estos aparatos y su uso desmedido, algunas personas pueden llegar a sentir que el celular es una extensión del cuerpo que genera autoestima y sensación de compañía al chatear, por lo que el hecho de no usarlo les produce una sensación de inseguridad, de acuerdo con un boletín de prensa de Colsanitas.

Síntomas de la nomofobia:

*Intensa ansiedad por la posibilidad de que el aparato se descargue o de dejarlo en casa.
*Taquicardias
*Pensamientos obsesivos
*Dolor de cabeza
*Dolor de estómago
*Comportamientos típicos de alguien que sufre de nomofobia:
*Revisa el celular de manera permanente en reuniones y hasta en el baño, lo que crea un conflicto en la interacción con otras personas.
*Revisa por lo menos cada dos minutos la pantalla del celular, aunque no esté esperando una llamada o un mensaje importante.
*Se estresa en situaciones en las que no puede manipular su teléfono, por ejemplo, en bancos, salas de cine o iglesias.

El uso excesivo del celular puede afectar considerablemente la vida cotidiana, el rendimiento en el trabajo y en el estudio, debido a la dificultad para concentrarse, por prestar más atención al aparato.

Para superar este miedo, en primer lugar, es necesario reconocer las implicaciones negativas de este comportamiento. Puede empezar por apagar su celular en la noche, en una hora determinada y que corresponda con el momento de descanso.

También es importante intentar mantenerse alejado del celular por espacios prolongados en el día y establecer normas sobre el uso de estos aparatos en casa.

PULZO

Comments

Dejar una respuesta