Si eres amante de las preparaciones dulces, pero estás buscando opciones más saludables, esta receta te encantará.

Se trata de un pastel de manzanas y almendras que no lleva harinas blancas refinadas y que no precisa cocción; por lo que, además de ser delicioso, es súper fácil de hacer.

Además, estarás incorporando todos los beneficios que las manzanas tienen para ofrecerte, especialmente el hecho de ser una de las mejores frutas para bajar de peso.

Aprende a hacer este postre sin harinas y disfruta del sabor natural de lo dulce y saludable.

Para la base
200 gr de almendras (u otro fruto seco que te guste)
20 dátiles en rama
1 cucharadita de anís en polvo
Para el relleno

500 gr de manzanas
1 cucharadita de canela
El jugo de 1/2 limón

1. Coloca las almendras en remojo durante 8 horas. Luego, cuélalas, lávalas y tritúralas junto con los dátiles y el anís en polvo.

2. Coloca la masa en un molde desmontable usando tus manos. Modélala para que tenga un grosor aproximado de 1 cm de alto.

3. Pela y ralla las manzanas.

4. Añade la canela y el jugo de limón. Mezcla bien.

5. Pon la mezcla de manzana sobre la masa, ¡y listo!

Llévala al refrigerador para servirla bien fría.

LA BIOGUIA

Comments

13 COMENTARIOS

Dejar una respuesta