Muchas veces, cuando decidimos plantar nuestro propio árbol frutal, una de las cosas que nos preguntamos es de dónde sacar las semillas… Una pregunta muy tonta, ¡si recordamos que en todo fruto está la posibilidad de reproducirse!

Aunque prácticamente de cualquier fruta que tengas en casa puedes hacer crecer un árbol frutal, éstos 7 son especialmente fáciles de cultivar.

1. Aguacate

Si dejas el carozo o hueso de la palta en un recipiente con un poco de agua (sin sumergirlo del todo), pronto comenzarán a surgir sus raíces.

2. Níspero

El níspero es una excelente opción para plantar en casa porque crece en todo tipo de suelo. Requiere pocos cuidados porque sus frutos maduran al final del invierno o a principios de la primavera (lo mejor es plantarlo en mayo).

Para plantarlo sigue estos simples pasos:

Germina la semilla con un vaso y algodón con agua. Coloca un plástico y espera unas semanas.
Corta un rollo de papel higiénico e introduce en él la tierra y la semilla.
Coloca el rollo en un vaso y comienza a regar.
Transplanta.

3. Peras

El árbol de peras necesita mucho sol y agua y puede crecer hasta 20 metros. Para tenerlo:

Germina las semillas colocándolas en un vaso con agua y algodón.
Cuando veas crecimiento, transplántalas a una maceta, y más adelante, si quieres, al jardín.

4. Manzana

Plantar la manzana desde semilla no es tan difícil como crees.

5. Mandarina
6. Limón
7. Cerezas: El cerezo es un árbol muy agradable, no solo por la fruta sino por sus bonitas flores blancas y rosadas. El cerezo crece magnificamente en Japón y tolera muy bien el frío. Para tenerlo en casa:

Lava bien las semillas para quitarles toda la pulpa.
Para acelerar la germinación, “escarifica” los huesos, es decir, restrégalos suavemente sobre una superficie rugosa.
Coloca todos los huesos que tengas en un recipiente de plástico con un papel húmedo en el refrigerador (es un árbol de zonas frías).
Cuando veas que germina, plántalo directamente en el jardín.

LA BIOGUIA

Comments

Dejar una respuesta